¡Quiero una Cámara Profesional!

Para escoger una buena cámara, no es necesario comprar la mas cara. Debido a imprecisiones populares y a diversas interpretaciones del vocablo, primero tengo que establecer que para fines de esta explicación, “profesional” es una palabra que en lo sucesivo representa un nivel de competencia técnica superior, por lo tanto, es una condición de una persona. Me alejo algo del significado que solamente indica que es el que obtiene ingresos de un oficio. Bajo esa perspectiva, la ética debería imponer que todo el que cobra debe ser profesional y que no todo profesional necesariamente cobra.Pero eso no siempre es así.

Estoy en esto de la fotografía casi desde que tengo uso de razón, pero hasta hace unos años era solo un pasatiempo muy importante, no vendía ninguna de mis fotos, por lo que mis necesidades técnicas no eran abrumadoras, mi intención era captar imágenes atractivas con lo que conocía de las técnicas fotográficas y el equipo disponible.


Aunque uno siempre soñaba con el equipo profesional que veía en revistas y almacenes, que prometen tomar las mejores fotos, hace tiempo supe que el equipo no necesariamente mejorara la fotos, una conclusión un poco mas evidente a quienes comenzaron a tomar fotos con película ¡Simple lógica!


De sobra he escuchado la frase “No es la flecha, es el indio” para enunciar este concepto, pero cada día encuentro mas personas, entre amigos y clientes, incluyendo a las que requieren servicios profesionales de imágenes (Empresas, publicitarias y medios gráficos), que creen el mito de la “cámara profesional” que hará fotos mejores o la idea derivada; que el fotógrafo es un “artista” que se encarga de componer y la “Cámara Pro” se encarga de la calidad de la imagen, y que esta es la receta de las fotos “Pro”.


Aunque suena bien, si así fuera las cámaras caras o profesionales producirían siempre imágenes de calidad aunque fueran mal compuestas. Es como si fuera a comprar un piano y esperar que solamente con tararear melodías en la cabeza pudiese ejecutar música como Elton John o Beethoven, si me compro el instrumento que ellos usan.


¿Extremo el ejemplo?... pero es exactamente el mismo principio. Una fotografía se crea primero en la mente del fotógrafo, a veces en un cortísimo instante, luego la habilidad sobre la técnica opera la “herramienta” cámara y se obtiene el resultado. Al igual que el ejemplo del piano, el músico debe desarrollar una habilidad que permita pasar de sus pensamientos a la ejecución, a través de la “herramienta” piano, de la melodía que crea en su mente o lee en la partitura. Aunque claro, hay pianos “profesionales”, esa condición no es de la “herramienta”, sino producto de sus características que admiten una utilización avanzada, con mayor control y complejidad, demanda de las habilidades y conocimientos del músico profesional.


En cuanto a las cámaras, el histórico del desarrollo de la tecnología permite ser mas contundente, si se finjan en fotos tomadas en el siglo XIX podrán observar que la calidad, a excepción del color, no es inferior a la de las cámaras actuales. Ya en 1910, (mas de 100 años) antes de la película sensible al color, Sergei Mikhailovich Prokudin-Gorskii (1863-1944) utilizó filtros de colores para hacer que la fotografía blanco y negro produjera imágenes en color.

Como pueden apreciar, esta fotografía de 1910, muy poco en términos de calidad de imagen puede reclamar a las cámaras mas caras y profesionales de hoy. La mayoría de las personas, no obtendría esta calidad si utilizaran las mejores cámaras actuales.

Como pueden apreciar, esta fotografía de 1910, muy poco en términos de calidad de imagen puede reclamar a las cámaras mas caras y profesionales de hoy. La mayoría de las personas, no obtendría esta calidad si utilizaran las mejores cámaras actuales.

Un análisis de mas historia de la fotografía, da muestra de calidad de imágenes a lo largo de todas las tecnologías utilizadas para hacerlas. Tengan en cuenta que las primeras cámaras digitales profesionales tenían una resolución de 1.6 o menos megapixeles, pero igual se hicieron fotografías espectaculares.

Los pixeles y la digitalización han introducido una diferencia “técnica”; las capacidades y resolución del sensor ahora son características de la cámara, antes era solo el tamaño de la película la propiedad de la cámara que fundamentalmente influía en la calidad potencial de la imagen. (no tomando en cuenta el lente). O sea todas las cámaras del mismo tamaño de película, en resumen, tienen potencialmente el mismo sensor y por ende la misma capacidad de respuesta a la luz. Esto en las cámaras digitales ha cambiado mucho, pues la parte sensible a la luz (ahora el sensor) es una propiedad de cada modelo, que influye a favor o en contra de la calidad potencial de la imagen.

En todos los casos, las cámaras que usan los profesionales normalmente son las que mas posibilidades de control y recursos tienen para intervenir en el proceso, no necesariamente la mejor calidad de imagen, la que en las cámaras digitales está muy relacionada con características técnicas del sensor y la capacidad de procesamiento que en cada modelo se mejora cada vez que se renueva. Como en el piano para que haga bien el trabajo, requieren de un músico competente.

Esta foto la tome con mi primera cámara digital, una Olympus de 1.3 megapixeles . La tecnología de las cámaras "pro" de 1999 hoy son superadas a excepción del tamaño de la imagen óptica, por las cámaras de un celular.

¿Qué es una Cámara Profesional?

Muchos fotógrafos contestarían, ¡Cualquiera que el profesional use! Pero, en el mercado de la fotografía, este concepto lo establecen los fabricantes. La clasificación de las cámaras digitales es basada en sus características y se dividen en grupos:

  1. Compactas. Aquí están el 90% de los modelos que existen en el mundo, hay de todos las formas y colores, pero la descripción general incluye un tamaño compacto, operación automática y se manejan lentes con zoom modestos entre 3x y 5x y los sensores son pequeños.

  2. Intermedias, llamadas “bridge” son algo mas grandes que las compactas, poseen modos de exposición con mayor control, lentes fijos con zoom y sensor mas grande que la compacta.

  3. Hay una nueva categoría, (digo yo) creada por las nuevas cámaras de características y controles iguales a las DSLR pero de tamaño compacto, con sensores similares a las aps-c o del sistema 4 tercios y micro 4 tercios (aproximadamente el 75% al 60% el tamaño del negativo de 35mm). La mirrorless (sin espejo) algunas con lente fijo y otras con lentes intercambiables. Los resultados en calidad y control hacen pensar a muchos fotógrafos serios optar por estas para la fotografía diaria y de calle. Su principal limitante para la fotografía profesional es la escasez de accesorios y los elevados costos de los existentes.

  4. Las DSLR (digital single lens reflex), Es la cámara mas versátil y la opción de fotógrafos serios y profesionales. Utilizan un visor que muestra la imagen que “ve” el sensor a través de un mecanismo con espejo llamado “Réflex”, los lentes son intercambiables mediante un mecanismo de acople llamado “bayoneta”. Por el tamaño del sensor hay de dos tipos las aps-c o “crop” y las “full frame”equivalentes al negativo de 35mm. Los fabricantes solo consideran “profesionales” a los modelos mas avanzados de cada marca y hoy en día, todos son “full frame”. Hasta aquí llegan las cámaras que vas a encontrar en una tienda normalmente.

  5. Esta categoría es la constituida por las cámaras de formato medio, consideradas como “Profesionales” con sensores mayores a las "full frame", equivalentes en tamaño de la película 120 (fotograma de 60 x 60 mm) y;

  6. Las cámaras de formato grande que inician en la de fotograma de 4 x 7 pulgadas, sin embargo existen modelos especializados que poseen mayores tamaños. Los precios de estos modelos son elevadísimos.

Entonces, ¿Qué cámara comprar?

Eso depende de lo que deseas hacer como fotógrafo, pero el camino siempre implica tener o desarrollar el conocimiento necesario; la cámara que necesitarás será la que te permita el control para hacer lo que sabes.

El proceso que le propongo a mis amigos que me preguntan que cámara comprar, es el siguiente:

1. Determina que deseas hacer como fotógrafo, puedes comenzar por decidir uno de estos caminos:

a. Hacer fotografías de lo que ocurre en mi entorno para crear registros gráficos para mi álbum familiar, mi página WEB o redes sociales.

b. También hacer fotografías para crear imágenes estéticas como forma de expresión.

c. Hacer fotografía como afición seria u oficio.

2. ¿Cuánto sabes de fotografía?

a. Nada, solo sabes donde se aprieta el botón para tomar la foto.

b. Operar cámaras normales automáticas.

c. Conoces los conceptos básicos, sabes utilizar modos de exposición, conoces el uso de los diferentes lentes.

d. Comprendes y dominas todos los elementos de la exposición, apertura, velocidad, ISO, su reciprocidad y los diferentes efectos a sobre profundidad de campo, movimiento y ruido.

e. Comprendes y aplicas temas mas avanzados como la óptica para comprender el uso de lentes, sus bondades, defectos, aberraciones y distorsiones.

f. Dominas el uso de iluminación natural, artificial continua, flash y modificadores.

Si la respuesta a la primera pregunta es “a”, no hay nada mas que hablar, una cámara de apuntar y disparar, de exposición automática es lo tuyo, debes procurar una con un zoom de no menos de 3x, pero 5x es mejor y no menos de 6 megapixeles flash incorporado, puedes adquirir cámaras de marcas reconocidas que aumentaran las posibilidades de hacer las imágenes que buscas.

Para los que respondieron “b” recomiendo adquirir cámaras que manejen modos con prioridad de apertura o velocidad, modo manual posean control sobre el numero ISO. Hay cámaras de lente fijo muy buenas y baratas, con lentes zoom de hasta 50x o la de lentes intercambiables compactas sin espejo (mirrorles), que poseen calidad de imagen sorprendente y tamaños compactos.

La opción “c” va requerir de cámaras que se adapten a tu crecimiento como fotógrafo y la mejor opción es una DSLR (digital single lens réflex) hay básicas, avanzadas y para profesionales, pero todas tienen muchas opciones y accesorios. También recomiendo la marca que mayor opciones proponga en tu mercado, en Panamá Canon y Nikon son las mejores opciones pero últimamente las Sony Alfa han aparecido,aunque con menores accesorios disponibles.

si respondiste “b” y a la segunda “a” o “b” hace falta que tomes un curso básico con la compra de tu cámara y con el tiempo y la práctica estarás satisfecho, no obstante, es muy probable que llegues a cambiar tu opinión sobre lo que deseas hacer en fotografía y requieras replantearte el propósito para ser aficionado serio, lo que requerirá de mayor educación y a la postre una DSLR.

Si respondiste “c” y a la segunda “a” o “b” además de la educación básica deberás asistir a cursos, talleres y seminarios que aumenten tus conocimientos para desarrollar cada vez más tus habilidades. No va haber un curso que te lo enseñe todo y el crecimiento deberá incluir tiempo a la experiencia y el intercambio con otros fotógrafos, así es que este camino es el mas largo pero, hoy en día la tecnología digital lo ha puesto muchísimo mas rápido y accesible.

Si respondiste “c” y a la segunda “c”, “d”, “e” o “f”, debes encontrar la cámara que satisfaga tus propósitos, habilidades y que entiendas sus características,utiliza las paginas de reseñas para que compares modelos y adquiere la que puedas pagar. Debes seguir aprendiendo, recuerda que uno nunca para de aprender, ni se las sabe todas. Comparte con colegas e intercambia experiencias.

Hay unos elementos que influyen la compra final:

  1. Casi siempre está la limitación económica, la que evitará que compres la que sueñas.

  2. No es eficiente comprar una cámara que te pueda limitar luego que alcances el conocimiento que planeas aprender en los próximos meses (no en los próximos años). Pronto querrás una nueva.

  3. No es sensato comprar la que no le entiendes el uso y aplicación de las características que la hacen mas cara (la que otros que saben usar sueñan tener), a menos que tengas planeado aprenderlo, (lo que podría tomar mas tiempo del que haría la cámara obsoleta).

Existe una diferencia marcada en este aspecto de la cámara análoga con la digital. Una cámara digital hoy en día, en general es reemplazada (por un modelo mejor) cada 8 mesas en el tipo 1; una vez al año el tipo 2; una vez cada 18 meses el tipo 3; las DSLR cada 18 meses las mas básicas y cada 3 años las mas avanzadas.

Todas se vuelven obsoletas en unos 5 o 6 años, sino se dañan antes, de manera que su reparación sea absurda comparado con el precio de adquisición.

La compra de una cámara nueva debe ser fuente de muchas satisfacciones al fotógrafo, sea casual, aficionado o profesional. Es bueno hacer una compra eficiente, comprando la cámara a la medida, esta es una guía para responderle a amigos y lectores; principalmente a aquellos que me preguntan ¿Qué cámara profesional me recomiendas?

Esa pregunta me indica que, muy probablemente, quien la hace no sabe mucho de cámaras, de lo que se desprende que no es un fotógrafo profesional, concluyo que busca una mejor cámara para mejorar su fotografía, porque cree que la calidad de la imagen es responsabilidad de la cámara. Es posible que en este caso la compra de la “Cámara Profesional” será fuente de muchas frustraciones, pues la cámara no hará magia, como el piano, no se toca sola.

Aunque al final, cada uno hace con su plata lo que quiere.