¿Cuando estas listo para cobrar por tu Fotografía?


La fotografía es una actividad muy común en nuestros días, las cámaras están mas cerca de todos y las usamos con mas frecuencia que nunca, pero no todos son fotógrafos. De un tiempo para acá, una multitud ha desarrollado una “fiebre” fotográfica, la que entiendo se debe a las nuevas cámaras digitales en los celulares y lo aparentemente fácil que se puede tomar una foto bonita, con el auxilio de la tecnología informática. No obstante, solo hacer clic, no es arte, ni oficio, aunque para algunos pueda ser un pasatiempo.

La cantidad de gente que quiere ser fotógrafo de fin de semana es absurda, mucho mas oferta que demanda, si todos pueden serlo… ¿Quien va a contratar a uno? Esto se debe, casi siempre a la creencia en algunos mitos. En este asunto, hay por lo menos tres mitos: es poco trabajo, es relativamente fácil y se hace mucho dinero.

Rápidamente los desmiento: 1- El 80% del tiempo hay que venderse, o hay que reunirse o atender llamadas o trabajar en las fotos que tomaste. El fotógrafo tomando fotos es la punta de un iceberg de todo el trabajo oculto que hay que realizar. 2- No es fácil y no todo mundo lo puede lograr, hay que desarrollar un conocimiento de manera sostenida y a lo largo de varios años, mas de lo que toma una carrera universitaria, para alcanzar un alto nivel y aun así, eso no es garantía. 3- Los costos de los equipos y el desarrollo de habilidades es elevado, lo que requiere ser amortizado con el negocio, además, los gastos derivados del ejercicio del oficio son aun mas costosos.

Sin mas rodeos aquí les presento 17 preguntas que para no pasar malos ratos, se deben hacer a si mismos quienes piensan dar el salto profesional y mandarse a hacer una tarjeta de presentación con el título de fotógrafo, porque un cliente que esta pagándole a un profesional no espera nada menos de él:

  1. ¿Sabes que es lo que debe saber un fotógrafo profesional?

  2. Si la respuesta a la anterior fue si, ¿Eso lo sabes y dominas tú?

  3. ¿Puedes sostener una conversación técnica con un fotógrafo profesional reconocido y la comprendes?

  4. ¿Sabes cuales son y reconoces visualmente todos los problemas técnicos que puede tener una imagen fotográfica, conoces la causa y la manera de evitarlos o resolverlos?

  5. ¿Crees que posees mejor técnica y calidad como fotógrafo que la mayoría de las personas que conoces se dedican en serio a la afición (no profesionales)?

  6. ¿La mayoría de las personas que les gustan tus fotos son desconocidos?

  7. ¿Crees que alguien después de ver tu trabajo pagaría por él, la mitad de lo que cobra un fotógrafo profesional de buen prestigio en el mercado en que piensas ingresar?

  8. ¿Eres capaz de utilizar todo el conocimiento requerido y que posees de manera instintiva en el momento de realizar las tomas fotográficas?

  9. ¿Cuentas con el equipo necesario, lo conoces y sabes emplear en todas sus capacidades y estas al tanto de sus limitantes?

  10. ¿Posees la capacidad de realizar con suficiente grado de exactitud técnica la iluminación y apariencia las fotos que te soliciten?

  11. ¿Posees la capacidad de garantizar siempre los resultados cualitativos de fotografía prometidos al cliente?

  12. ¿Posees la responsabilidad y actitud de compromiso necesaria para cumplir siempre y sin excusas las obligaciones que adquieras con tus clientes de manera que no se generen reclamaciones justas?

  13. ¿Posees las capacidades de respaldo y equipo informático para garantizar al cliente que el trabajo que hagas tiene un riesgo extremadamente bajo de perderse?

  14. ¿Entiendes y manejas los procesos informáticos involucrados en el proceso digital de imágenes de manera que tienes control de lo que haces y los resultados que obtienes?

  15. ¿Cuentas con las licencias y has pagado por los programas de computadora que usas como fotógrafo?

  16. ¿Haz desarrollado una relación en el medio fotográfico que permita el apoyo de otros fotógrafos profesionales en caso de necesidades para reforzar conocimientos o aumentar las capacidades de tu servicio?

  17. ¿Te sientes cómodo haciendo fotos y te gusta hacerlo con pasión hasta olvidarte que te están pagando?

Las respuestas afirmativas a estas preguntas marcaran puntos a favor del salto, que no recomiendo si posees mas de tres “No”, excepto las preguntas 1, 11, 12 y 17 que no permiten la respuesta negativa.

Al lector que desea convertirse en fotógrafo profesional le recomiendo no hacerlo prematuramente, mientras esté desarrollando habilidades, el titulo de “photography” puede ser contraproducente, la presentación de esa manera pone al cliente en la posición de comparar los servicios del novicio con los mas destacados del mercado y la realidad es que la gente recuerda mas lo malo que lo bueno. La reputación solo va a sufrir.

Perfectamente se puede ingresar en el mercado profesional de manera prudente, primero haciendo cosas gratis como aficionado, esperar que pidan el trabajo profesional y desarrollar experiencia entre los amigos de los amigos hasta que la mayoría que llama no es amigo personal. Si eso no ocurre hay que desarrollar de manera formal el conocimiento, educándose con otros fotógrafos o siendo autodidacta pero igualmente se debe confrontar lo aprendido con un fotógrafo de mayor experiencia. Alcanzado el nivel entonces se puede hacer lo del ingreso progresivo. No corras a abrir un foto estudio en la esquina.

El 80% del trabajo de un fotógrafo se da por referencia, alguien contento que le mostró a otro que necesita lo que hace. El otro 20% es porque lo vieron por casualidad y gusto la calidad y el precio. Entonces un fotógrafo exitoso lo es porque hay mucha gente que ha experimentado el servicio y está satisfecho y da su nombre cuando le preguntan: ¿Conoces a un buen fotógrafo?