Detrás de una Cámara

La fotografía es una afición que entró en la mayor popularidad que recuerdo. Nunca antes en la historia se tomaron tantas fotografías como pasa hoy en día y, seguramente, esta popularidad mantendrá ocupados por los próximos años a las empresas fabricantes en capturar ese mercado a través de la calidad de sus productos y sus servicios.

Hoy en día, la pelea por un pedazo del negocio, se ha vuelto mas difícil que nunca y cada fabricante tendrá que hacer su mejor trabajo para competir y sobrevivir. Sin duda, uno de los aspectos de esta competencia, está relacionado con los servicios de soporte a las ventas y post venta… o sea, además de venderte un equipo… ¿Qué hace esa marca por respaldar su producto? Hoy, (22 de junio de 2017) Canon me mostró algunas de la cosas que lo mantienen al frente como líder (y en otros) que deseo compartirles.

Fuimos invitados a participar del evento “Imprime como un Pro” donde la empresa invitó al publico entusiasta de la fotografía para que fuéramos a probar sus fabulosas impresoras y sus diferentes medios para impresión, papeles Glossy, semigloss, luster, matte y canvas. Pero la parte mas entretenida para mi fue la visita especial que hice al interior de la empresa, fuimos al Taller de servicio y reparación del equipo fotográfico, como dijo mi amigo Grey Diaz que se unió al exclusivo tour: ¡Estábamos en Disneylandia!

Según nos comentó nuestra anfitriona, la señora Elsa Sucre, Presidente de Canon Panamá, este Taller cuenta con un alto estándar en tecnología, lo que pudimos apreciar in situ. Destacamos el estupendo banco de pruebas para lentes que nos impresionó por sus capacidades y exactitud, pudiendo devolvernos lentes en calidad insuperables de calibración, lo que hace a esta herramienta una pieza fundamental en la calidad del servicio que esperamos de una marca lider como esta.

Para quien ha gastado un patrimonio importante en este tipo de equipos, es necesario (sino indispensable) que el fabricante pueda respaldar estas inversiones, muchas veces de elevado costo.

Igualmente podemos hablar de la experiencia de su personal con el que pudimos intercambiar impresiones y comentar sobre sucesos anteriores que hemos manejado con el Taller y como las han resuelto. Para mi este servicio es indispensable. Tener varios miles de dólares en equipo fotográficos implica tener un servicio de post venta y reparación que evite el reemplazo de estos costosos elementos por pequeñas fallas, que son inevitables ya sea por desgaste o accidentes.

También tuvimos la oportunidad de recorrer el resto de la instalaciones y conocer muchos de su valioso personal, algunos que ya conociamos e intercambiar impresiones que enriqueciron aun mas la experiencia.

Muchos datos desconocidos por la mayoría de los usuarios. Por ejemplo, ¿Sabían que Canon Panamá se encarga de todas las traducciones a español de manuales y demás documentación para latinoamerica? O que hay un call center que absuelve dudas o atiende reclamaciones sobre productos con expertos para los paises de la región. Me dijo, el que maneja estas asesorías, que incluso le explican a los clientes sobre temas como el funcionamiento de una red Wi-Fi... …entretenido ¿No?

Hoy realmente me divertí, me encontré con colegas, amigos, alumnos y seguidores con los que tuvimos una tarde super agradable que hacia rato me faltaba. Las hermosas impresiones y este “viaje” a “Disneylandia” fueron la cereza del postre.

Soy usuario de cámaras Canon desde 1980, y lo que me ha mantenido fiel a la marca, sin dudas, es que siempre han respaldado sus productos, y sin eso… ¡No hay deal!

Las otras marcas la tienen difícil.

Otras Vistas

#Canon #Panama #LuisHuerta #Taller