La Fotografía Cambió, Cambia y Cambiará

Desde que el amigo Nicéphore untó asfalto en una placa de metal para fijar imágenes, por allá en 1822, la humanidad no ha parado de interesarse mas y mas en la fotografía. Desde entonces se han establecido hitos interesantes que cambiaron la tecnología para la fijación de imágenes que han influido, de manera determinante, en como las personas interactúan con la misma. Aunque la mayoría se beneficia de estos avances, siempre hay quienes no se acomodan a los cambios.

Joseph Nicéphore Niépce, un francés acomodado en principios del siglo XIX, era litógrafo e inventor. También ideó junto a su hermano, un motor para barcos, una técnica para sacar azúcar de la remolacha y hasta una bomba de agua que funcionó en el Palacio de Versalles por un tiempo. No obstante, este caballero terminó asociándose con Louis Daguerre para lograr fijar imágenes obtenidas mediante la proyección en una cámara oscura. En 1839, Daguerre se acreditaba solo el invento, tras negociarlo con el hijo de Niépce, quien había fallecido en 1833. A la técnica le denominó Daguerrotipo. En agosto de 1839 el daguerrotipo fue comprado por el gobierno francés, haciendo la técnica de dominio público, por lo que fue adoptada sobre otras, con suma rapidez. Ese día, el 19 de agosto de 1839, se celebra como el día de la fotografía.

Y… adivinen que… aunque la humanidad celebró y popularizó la nueva técnica, hubo quien la criticó y culpó por sus efectos. Los pintores y dibujantes, por ejemplo, se dedicaban con exclusividad a capturar imágenes, para en su mayoría venderlas en un mercado que apreciaba este trabajo. Poco a poco la fotografía entró a competir y no solo la pintura perdió la exclusividad, sino que hoy en día es la excentricidad para este propósito. La fotografía resultó ser un “peligro” para los pintores que ya no competían entre sí por el mérito del realismo, para ello tuvieron que aportar mayor creatividad y adaptación. Muchos utilizaron, de manera oculta fotografías para mejorar la técnica de su oficio.

Por igual, dentro de la tecnología de la fotografía, hubo técnicas en su momento innovadoras, que cayeron luego en desuso por cambios que produjeron avances importantes. El Daguerrotipo mismo sufrió por otras mejoras, que lo hicieron obsoleto muy pronto. Esta técnica se basaba en la obtención directa de “positivos” sobre metales y la imágenes eran muy frágiles, debían permanecer cubiertas y no se podían hacer copias. No obstante, su difusión fue mayor y rápida que el calotipo del inglés William Fox Talbot, simplemente porque este método estaba protegido por patentes. El Calotipo si permitía las copias sobre papel de un negativo original también de papel, aunque con menor nitidez. Pero en 1855 (solo 15 años después) ambas tecnologías sucumbieron al colodión húmedo y el papel de albúmina, técnicas que se establecieron gracias a las placas de vidrio y el papel cubierto de clara de huevo.

El colodión a su vez, fue substituido 15 años después por la gelatina de bromuro de plata, bajando el tiempo de exposición a ¼ de segundo. Así teníamos la posibilidad de crear instantáneas fotográficas, para captar actividades y no solo paisajes inmóviles y largas poses. Después en 1889, George Eastman comercializa la película de celuloide negativa en carrete y el servicio de revelado a través de la compañía Kodak permitiendo la fotografía aficionada. Por cien años la fotografía permaneció con mejoras constantes, pero sin cambios radicales.

Aunque las computadoras electrónicas se inventaron en los 40s, no fue hasta la introducción de Apple II, en 1977 que estas entraron en las casas. Este cambio, que parecía nada tenía que ver con la fotografía, es fundamental, pues produjo un cliente que a la postre requeriría de imágenes digitales, primero se digitalizaron las imágenes análogas y posteriormente en 1991 se comercializó la primera cámara que capturaba directamente la imagen para el uso en ordenador.

Los cambios no pararon allí, La tecnología digital casi ha acabado con la análoga, al punto que hoy (2017), solo es un pasatiempo nostálgico. Muchos fotógrafos que tenían la exclusividad de hacer fotos competentes sin tener que ver una pantalla, se enfrentaron a los que con menos conocimientos ahora podían ofrecer resultados similares verificando en el pequeño monitor LCD de las cámaras digitales. El sistema de ensayo y error equiparó experiencia mucho mas rápido. Ahora aprender es mas barato, mas rápido y mas preciso. Recordamos que un rollo de 36 exposiciones a veces requería de semanas para gastarlo y unos 20 dólares entre revelado y rollo…

– ja, ja, ja… suena ridículo comparado con una ráfaga de 15 fotos por segundo… ¡Gratis!

Los teléfonos celulares, antes simples radios análogos, ahora poderosos ordenadores portátiles, se convirtieron en la mayor plataforma de acceso a Internet, terreno que era exclusivo del computador personal. Tenga en cuenta que cualquier smartphone de hoy es mas poderoso en proceso de datos que una computadora personal de hace 10 años. Ahora poseen cámaras digitales con prestaciones que en 2005 pondría a llorar a la cámara profesional más sofisticada. Esto, combinado con el advenimiento de las redes sociales ha cambiado la manera como disfrutamos y reproducimos las fotografías. Las impresiones, anteriormente único objeto de la fotografía fueron superadas por la reproducción en monitores y por “compartir” en las redes sociales. En 2017, se guardan 4,700,000,000,000 de fotos en memoria en el mundo, menos del 1% se verá en papel. Los servicios de impresión cada vez la tienen mas difícil. Las ventas de impresoras han disminuido 25% en los últimos 5 años y los precios han aumentado en un 20%, al igual que las tintas.

Consecuencia de lo que recién decíamos, en 2017 se harán aproximadamente 1,200,000,000,000 de fotografías; ó sea, 1.2 millones de millones de fotos, en promedio, 160 fotos por ser humano en el planeta. La enorme mayoría no se harán con cámaras fotográficas compactas, ni con DSLRs, ni mirrorless… se harán desde teléfonos celulares, cerca del ¡85%! Vivimos en un mundo donde el 70% de la población ¡Posee un celular!

En Panamá, hay 2 celulares por habitante… ¡Eso incluye a los bebes!

Según Wikipedia somos el tercer país del mundo con mas celulares por habitante.

Pero ¿Qué significa esto?

Para aprender lo que yo entiendo sobre fotografía, tuve que desarrollar conocimiento y mucho de este provino de la experiencia. En la época análoga, con la que me tocó aprender lo básico, la cantidad de fotos que yo podía hacer era muchísimo menor a la cantidad que cualquier persona hace hoy. Esto trae como consecuencia que exista un mejor aprendizaje, más gente aprendió mas fácilmente y mas barato lo que a mi me costo mas tiempo. Por ello, la capacidad general de la población en cuanto a lograr buenas imágenes se ha catapultado de manera exponencial. En otras palabras, la proporción de personas que obtienen imágenes de cierto nivel de calidad técnica y estética ha aumentado en idéntica proporción, haciendo que el profesional de menor habilidad se vea como un aficionado o que muchos crean tener las capacidades para ser profesional, olvidando que de igual manera lo que hay que saber hacer para ser profesional también aumenta en complejidad. Este fenómeno deja por fuera al profesional que se queda en lo mismo y no desarrolla nuevas habilidades, El día que todo mundo pudo enviar y recibir un “chat”, el telegrama perdió sentido.

Las estadísticas muestran que la cámara compacta ha sido substituida por los celulares “inteligentes”. Las ventas de compactas digitales han caído un 80% entre 2010 y 2017. Si hay menos ventas, habrá menos dinero para financiar el desarrollo de nuevos equipos, lo que alargará la aparición de avances a diferencia de la primera década del siglo donde los cambios eran vertiginosos. Esto afectará mayormente a los que solo poseen negocio con la fotografía y están fuera de otros mercados. Las ventas de las cámaras “pro” también disminuyen, dslr 17% y la mirrorless 4% en 2016, aunque no en estampida como en las compactas enfrentan mas o menos el mismo problema.

Lo que está ocurriendo es que se hacen mas fotos que nunca y la razón es que la gente está usando sus celulares y están cómodos con las capacidades que estos les otorgan, desistiendo de la cámara compacta y dejando la dslr y mirrorless para los mas entusiastas que se quedan mas tiempo con sus equipos. La siguiente gráfica muestra la producción de cámaras fotográficas por tipo desde 1933 hasta 2014. En amarillo están las ventas de celulares con cámara, las que se escapan exponencialmente de la gráfica.

La misma gráfica completa da muestras de lo incomparable que es esta realidad que ha cambiado para siempre las reglas del juego.

Hoy (como antes) es realmente absurdo abordar a la fotografía de una manera inmutable o como se hacia antes; hay que estar claros en que esta evolución no llega nunca a una situación definitiva o final, ni como aficionado, profesional o cliente. Los cambios continuaran ¡Siempre! Para quien esta profesionalmente ligado a este oficio, requiere saber lo que ocurre para tomar las medidas necesarias para la adaptación. Lo mas importante es saber que está pasando.

Para la mayoría consumidora de servicios fotográficos, ahora mas que nunca toman ellos mismos sus fotos. Ante el aumento de la calidad de imágenes que producen los celulares, la cámara compacta casi desapareció, Pero, el aumento de las habilidades promedio de la población también producirá mejora en los resultados obtenidos y cada vez se hace menos necesaria la contratación de un profesional y obviamente el consumidor mejor educado exigirá mas de los profesionales.

Las nuevas generaciones poseen una perspectiva diferente para ver imágenes que difiere en como las percibimos en general los mas viejos y esta percepción de los mas jóvenes sigue cambiando. Hay un cambio sicológico que afecta la presentación y la estética que hay que estudiar a fondo para entenderlas, degustarlas y desarrollar la capacidad para reproducirlas y aumentar la variedad de oferta.

Para los aficionados a hacer fotos, este es el mejor tiempo para aprender, es mas fácil, mas rápido y mas barato. No obstante, los precios del equipo mas avanzado comenzará aumentar lo que lo hará menos accesible. Pero es la peor época para iniciarse como profesional. Ocurre que, como mas personas desean ser profesionales, la competencia aumentará los fracasos de la mayoría de esos intentos.

Para los profesionales de la fotografía significa que mucho mas personas alcanzarán su nivel actual mas rápido que lo que les tomó a ellos. La rentabilidad de una profesión es mayor directamente mientras menos común sean las habilidades del oficio, por ello habrá que innovar y desarrollar nuevas capacidades o verán desaparecer su actual ventaja. El mercado seguirá sufriendo por un aumento en la oferta de fotógrafos y una disminución en la demanda, lo que hará los precios de los servicios bajar.

La tecnología para hacer imágenes cambió, cambia y seguirá cambiando, les guste o no, no hay absolutamente nada que hacer, solo queda adaptarse, comprender y aprovechar las nuevas oportunidades. Absolutamente todos los cambios ocurridos desde que Niépce comenzó a fijar imágenes han dejado a muchos sin poder adoptarlos; pero la enorme mayoría ha utilizado e impulsado los cambios hacia lo que es hoy y será esta actividad creativa.

Todavía este artículo, a pesar de lo largo no llegó a la base de la gráfica de como se hacen fotografías... que pronto cambiará, eso es lo único seguro.

#luishuerta #panama #fotografia #historia #cambios #imagendigita #celulares